sábado, 9 de febrero de 2013

cap. 12 recordando... Parte 2


holaaaa !!!!

bueno e tardado demasiado en publicar, pero mi inspiración estaba super apagada, lo que tenia pensado escribir en unos caps mas adelante a pasado realmente (en mi vida), y fue una mala experiencia, y bueno estuve algo triste, pero me e recuperado y aquí les traigo el cap!
***********************************************************
Ali
-De acuerdo-le conté todo lo que había pasado, los encuentros que tuve con Austin, el ataque de Robert…y si, también le hable sobre Andre, lo mucho que me había ayudado y todo, creía que por fin lo había convencido, que ya estaba confiando en mi de nuevo, pero las mentiras no se pueden guardar para siempre.
-Aly ¿Qué es eso que esta en tu mesita?-dijo el y tomo una bolsita de la mesita, era transparente y se veía un polvo blanco.
-¿Esto es…lo que creo que es?-dijo el y toda la confianza se había ido.
-Yo…-dije, pero era demasiado tarde, el comenzó a buscar en mis cajones, debajo de mi cama, en mi armario, e incluso en mis zapatos y bolsos
-¿Dónde la guardas?-pregunto, yo no le respondí, solo baje la vista, el me tomo de la barbilla y levanto mi cabeza, sin movimientos suaves.
-Allison ¿Dónde? ¿Desde cuando estas en esto?-me pregunto, yo solo lo mire a los ojos y luego los desvié, no podía soportar la culpa y el dolor, sabia que era un error, que lo que estaba haciendo estaba mal, que el aceptar a Robert  y las drogas nuevamente en mi vida estaba mal, pero no había podido negarme, eso solo…paso.
-dentro del peluche azul-dije, el me soltó, yo solo llore en silencio, no podía soportar el haberle mentido así a todos.
Carl encontró mi peluche y lo abrió, observe como sacaba dulces y pastillas, bolsitas con polvo blanco.
-Le daré esto a nuestro Padre-dijo el, no intente detenerlo, no serviría de nada.
Me quede ahí sentada, sin hacer nada, solo mirando mi habitación, hasta que vi que alguien se asomaba por mi puerta entre abierta, era Charlie.
-¿Puedes venir al despacho de Papá?-pregunto.
-No es como si tuviera opción ¿cierto?-dije mientras me levantaba.
-no, pero al menos podrías intentarlo-dijo el mientras bajaba, yo lo seguí, hasta que llegue al despacho de mi padre, no le dije nada a Charlie, solo entre, ahí estaba mi padre, en su pequeño escritorio estaban todas la cosas que Carl había sacado de mi peluche, yo solo me senté y espere.
-¿Y ahora no dices nada?-dijo mi padre
-¿Qué se supone que diga?-dije, con un tono enfadado, aunque yo no tenia que estar enfadada.
-No te hagas la enfadada, ambos sabemos que lo que tu hermano acaba  de descubrir no es un  problema cualquiera-dijo  mi padre, y note que su voz adquiría un tono enojado.
-Ya lo se, pero si te interesa saberlo, lo cual no creo, solo la consumí una vez y ya, solo la guardaba, no es mía-dije, ese fue la gota que colmo al vaso
-¡¿Cómo puedes decirlo con tanta tranquilidad!?-grito mientras se levantaba de su asiento, se notaba que estaba con mucha tensión, eso me hubiera asustado, pero extrañamente ya no lo hacia- No se en que momento te metiste en esto, ¿Por qué Allyson? Creí que te estaba guiando por el buen camino, pero veo que…-
-¡No! Ese es el problema, jamás hablas conmigo, jamás convivimos, jamás me preguntas nada, ni siquiera como me siento…nada-Lo interrumpí, estaba harta de que siempre  me pusiera en el lugar de la que se equivocaba, de la que tenia la culpa, siempre, la que estaba mal era yo.
-Por eso tienes a Betty, a Carl, ¿Alguno de tus amigos saben esto? ¿Ni siquiera tu amigo ese, el tal, Andre?-dijo, había desesperación en su voz, la podía notar, pero ya no sabia que pasaba, de repente sentí una completa tranquilidad en mi, de repente las puertas se abrieron, y entro Robert, seguido de Carl y Charlie.
-No lo dejamos pasar, el se metió-dijo Carl, el estaba enfadado y se notaba que quería golpear a Robert en ese mismo momento.
-¿Qué haces aquí Rob?-le pregunte, se suponía que el me esperaría una calle debajo de mi casa, eso habíamos acordado.
-¿Rob? ¿Acaso ahora son los mejores amigos?-dijo Charlie.
-¿Qué pasa aquí Allyson?-dijo mi padre-Carl, Charlie por favor salgan de aquí-
-Pero…-comezón Carl
-Salgan-dijo mi padre.
Ambos salieron, me preguntaba si ahora Carl y Charlie eran amigos unidos contra mi, todo era un misterio.
-Como sea, Aly, creí que te habías arrepentido así que decidí verificarlo por mi mismo, ahora veo cual es el problema-dijo Robert.
-¿El problema? Disculpa joven, pero creo que te has equivocado de víctima, ¿vienes por esto?-dijo mi padre dirigiéndose a Rob alzando una de las bolsitas que estaban en el escritorio-pues de una vez te aviso que no te lo devolveré
-yo creo que si-entonces,  Robert se acerco a mi padre, estuvieron viéndose los ojos,  al final mi padre le dio las cosas a Robert, el le agradeció.
-Sabia que haría lo correcto señor-dijo Robert-Ali, ve a cambiarte, esta noche es nuestra-
-¿Qué le hiciste?-le pregunte a Robert mientras me colocaba a un lado de mi padre y le sacudía el brazo, intente pellizcándolo y nada, era como si estuviera desconectado.
-no te preocupes, hoy se ira a dormir y mañana no recordara nada, ve a cambiarte, iremos a una fiesta, y para que te sientas cómoda traeré a Jenni-dijo con toda la tranquilidad del mundo mientras guardaba en las bolsas de sus pantalones y chamarra las bolsitas, pastillas y dulces.
-¿Jenni? ¿Metiste a Jenni en esto?-dije con tanto enojo, pero basto solo una mirada de Robert para que me calmara.
-Eso, controla tus palabras Ali, ahora ve a cambiarte y baja, te voy a estar esperando-después de eso, subí a mi recámara, me cambie a algo mas informal, unos pantalones entubados, unos converse y una blusa de tirantes, de color azul brillos, era lo mas sencillo que podía encontrar en mi armario, cuando baje, ahí estaba Robert, cuando llegue a su lado el me tomo por la cintura y me dio un beso en mi frente, pero, no podía detenerlo, era como si una parte de mi gritara que eso no estaba bien, pero, yo lo sentía bien, como en los viejos tiempos, cuando no había problemas, cuando todo era felicidad.
-bien, ahora vamos a la fiesta, no es tan lejos, unos 5 calles de aquí, salgamos por la puerta de la cocina-dijo Robert, salimos por la puerta sin problemas, fuimos a la fiesta caminando, ya que a esas horas de la noche no pasaba ni un taxi, cuando llegamos todo era ruido, y todo se sentía extrañamente…familiar, era como si todos mis problemas se dispersaran, Robert me acerco una bebida color naranja la cual bebí, y sentí como cada uno de mis nervios se encendían, como si aquella bebida tuviera un extraño efecto en mi, como si tuviera otro objetivo aparte de emborracharme, de pronto, todo me pareció mas bello y mas….genial.
-¿Qué haces aquí?-dijo una voz, no me quería girar, pero ¿Qué hacia él aquí?
**********************************************************************************
¿les gusto? :3 
espero que si! y bueno,  espero que se hayan quedado intrigadas....¿quien es "el"? ahahahaa todo un misterio, pero no es ningún desconocido....
saluditos. n_n

4 comentarios:

  1. Siii, ¿quién es él? ¿Ah?
    Y ¿qué pasa con Ali? No quiero que siga en malos pasos... Esto es horrible.
    Por cierto, ¿qué le hizo Robert al papá?


    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Y quién es él? Eh? eh?
    Por suerte que Carl la descubrió, así puede tener ayuda, peeeeeeeeeeero que es todo eso de Robert super mágico? Qué les hizo a todos? ¡Reeeeeespuestas!!
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  3. *O* Ahora que leo esta parte se me hace interesante!!
    En estos días me pongo al tanto de todo :D
    Besos^^

    ResponderEliminar
  4. Hola encontré el link de tu blog por la pagina en facebook. Ya mismo me pondré a leer la historia desde el principio pero por lo que vi se ve bien interesante!
    Un beso y espero podamos seguirnos, yo ya te sigo <3

    ResponderEliminar